lunes, 10 de junio de 2013

• Si te cabe el cielo en un abrazo, siempre habrá una estrella para ti.

                                     ·Catorce vidas son dos gatos- Fito & Fitipaldis·

Te preguntarás por qué siempre que todo me va mal, recurro a ti.Acudo a ti, porque sé que me vas a entender. Verás, cuando la vida se empeña en golpearte por todos los frentes, cuando parece empeñada en que beses la lona, todo el mundo te dirá que debes aguantar.Que debes resistir hasta el último round.Es muy fácil decirlo y alentar con semejante frase hecha.Pero llega un momento en que las fuerzas flaquean. El cuerpo dice basta y la mente, la mente empieza a advertirte que está a punto de rendirse.Y cuando la advertencia se convierte en un hecho, caes con todo el equipo.Besas la lona.
Desde el suelo todo te da igual.No tienes fuerzas para levantarte y eres consciente de que tu resistencia ha llegado a su máximo exponente.Débil, tirado en el suelo, eres el primero que sabe que debes levantarte, que hay que volver a ponerse en pie y seguir haciendo camino.Bien retomando, bien empezando uno nuevo.Lo indiscutible es que hay que seguir.Pero, también es cierto que, a veces, con saberlo no es suficiente.Hay que dar el primer paso.El primer paso, empezando de cero.De cero.Como cuando dejas de gatear para empezar a ver el mundo de pie.Desde tus pies.Sólo que, en esta ocasión, serán pocos los que estén ahí para alentarte, para animarte cuando no consigas mantener el equilibrio. Aun cuando éstos no falten, puede que lo que falte sea tu fuerza interior.Para ponerse en pie hace falta que la mente envíe ese mensaje al cuerpo.Que determine la acción.Y en ese proceso estás solo.Nadie puede ayudarte.Huye, especialmente, de quienes no reconocen el valor que tiene la mente sobre el cuerpo, y de quienes sólo te repitan frases hechas, sacadas de los libros de autoayuda.De quienes las reproducen por haberlas leído, no por haberlas vivido.
Huyendo de eso y de la frustración que acarrea - aderezada con una pizca de derrotismo- es que siempre acabo buscándote.Porque he leído tu historia en tu mirada, la he escuchado en tu boca y porque, cuando te busco en estas circunstancias, no sabes qué decirme y tu silencio -que no sabes lo que se agradece- exclama un ''te entiendo''.Y sé que es verdad.Lo sé, porque te quedas callado.Porque mientras otros se empeñan en cubrir la situación con palabras absurdas,sin sentido,por el sólo hecho de huir de esa frustración que les incomoda o en mostrar falsa empatía, tú optas por el vacío de palabras.Porque miras ese sentimiento a los ojos y no tienes miedo de encontrarte el daño en la mirada de quien te busca.Y siento que ese silencio me calma.Me da cobijo.Y, en cierta manera, me da paz, la paz propia de quien se siente a salvo.Entiendo que pueda parecerte una locura.La coherencia no es mi fuerte.Y, a veces, paso largas temporadas en desacuerdo con la lógica.
Quizá, sin saberlo, te elijo porque sé que has vuelto a levantarte.Porque te he visto hacerlo, varias veces.Por eso no puedo evitar buscarte.Por eso y porque he aprendido que el orgullo no es bueno abrazando ...Sí , lo sé, nunca te he pedido un abrazo...bueno,no,¡matizo!,te lo he pedido mucha veces, lo que ocurre es que mi petición era con acento aspirado.Como los canarios cuando aspiran la ese final, que algunos parecen no escucharla, pero estar está.
Y probablemente te vaya a sorprender, pero, en este momento, voy a hacer un alto en mi pauta habitual .Hoy, aquí y ahora, te lo voy  a pedir : ¿me abrazas?
A la mierda la vergüenza, el qué pensará, el ¿se molestará?...Cuando ya no tienes nada que perder, no tienes nada que temer. ¿ME DAS UN ABRAZO?

Creo que nunca había visto tanta luz en tu mirada.Esbozando una sonrisa me dijiste '' creí que nunca ibas a pedírmelo'' y no tuve tiempo de responder, porque ya me estabas abrazando.En esos brazos había contención, había paz y había lágrimas. Lágrimas de esas que acaban en sonrisa.Te pedí un abrazo y no sólo me lo diste, sino que además, me prestaste tu sonrisa para seguir.
                                      ¿Ahora entiendes por qué siempre te busco a ti?


Si alguien ha leído esta entrada y se siente identificado con el primer párrafo, sólo puedo decirle que salga a pedir un abrazo. Pero, ¡cuidado!, hay que encontrar a la persona adecuada.Creo que todos tenemos a esa persona capaz de hacernos cerrar los ojos con su abrazo.Si lo tienes, acude a él.Sino, sigue buscando.Sabrás reconocerlo.
Si pudiera pedir un deseo sería que todo el mundo encontrara a esa persona.Porque hasta el más valiente, a veces, necesita sentirse a salvo...

                              ''Si te cabe el cielo en un abrazo
            siempre habrá una estrella para ti''

                                                                     y el cielo está lleno de estrellas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada